Inicio Cine Con la película En la penumbra, el director Fatih Akin evidencia el...

Con la película En la penumbra, el director Fatih Akin evidencia el poder del neonazismo en Europa

Diane Kruger (Katja Sekerci) y Numan Acar (Nuri Sekerci), la interpretación de esta madre que pierde a su familia llevó a Diana Kruger a ganarse el premio como Mejor actriz en el reciente Festival de Cannes. La película también obtuvo el Globo de Oro 2018 como mejor cinta extranjera. / FOTO SUMINISTRADA

En pocos días llegará a la cartelera de Bucaramanga En la penumbra (Aus dem Nichts),  la  película  más  reciente del director alemán de origen turco Fatih Akin (Contra la pared). En palabras del director, es un thriller psicológico y sin duda, una cinta controversial acerca del terrorismo y la latente proliferación de la xenofobia en Europa.

Katja (Diane Kruger), una joven universitaria alemana, conoce a Nuri Sekerci (Numan Acar), un distribuidor de drogas, mientras era una de sus clientas. Entre ellos surge una atracción que los lleva a una relación y a una romántica boda en la cárcel de Hamburgo, donde él pagaba una breve condena por narcotráfico.

Pocos años después, Sekerci endereza su vida, abre una oficina en el barrio turco de la ciudad en donde ejerce como traductor y asesor legal. Con la llegada de Rocco, su hijo, los apasionados amantes se convierten en una amorosa familia. Pero un hecho fatal e inesperado los separará para siempre. Un día, mientras va de camino al barrio turco, Kajta es detenida por un retén policial, una bomba ha estallado en medio de la calle y al acercarse un poco descubre que el atentado fue justo en frente de la oficina de Nuri, el local donde hacia unas pocas horas ella había llevado a su hijo para que estuviera con su padre, está totalmente destruido.

La  repentina  perdida  de  su hijo y de su esposo no será lo único que Katja tendrá que soportar. Debido al pasado de Nuri, la justicia alemana sospecha de un ajuste de cuentas entre traficantes turcos, incluso, le llegan a insinuar alguna posible participación de su esposo en algún grupo extremista. Sin embargo, estas teorías son firmemente refutadas por ella, e insiste en que la policía investigue la pista de una joven alemana que dejó una bicicleta abandonada frente al local.

Finalmente, la policía confirma la teoría de Katja, y arrestan a una pareja de jóvenes alemanes que hacen parte de una red de neonazis.

La historia se centra en el juicio a estos jóvenes, pero en el proceso Katja descubrirá que se enfrenta a una poderosa red de neonazis que operan en varios países de Europa, este poder hace que los absuelvan en el juicio. La humillación hace que esta joven madre idee otras formas de hacer justicia.

En esta cinta Fatih Akin expone cruelmente el resurgimiento de grupos extremos en los países europeos; los jóvenes que propician el atentado no manifiestan ningún signo de arrepentimiento, por el contrario,  asumen  con  soberbia el proceso como si se tratara de un juego. Tal vez porque saben que no están solos, en este caso reciben el apoyo de otro grupo de veteranos neonazis griegos. Estos grupos respaldan atentados y asesinatos a inmigrantes o residentes en sus países que no sean de origen ario.

Sin duda, es una producción que refrescará un poco la cartelera de cine de local. Además, Fatih Akin es un maestro para manejar el suspenso, y logra poner en escena los complejos sentimientos del ser humano exacerbados a fuerza de las circunstancias.

*Docente del programa de Artes Audiovisuales de la Unab.

Por René Palomino Rodríguez

[email protected]

Universidad Autónoma de Bucaramanga