Inicio Deportes CrossFit, el deporte que lleva los cuerpos al límite

CrossFit, el deporte que lleva los cuerpos al límite

Greg Glassman creó el CrossFit en 1995 con la tarea de entrenar a policías y bomberos de California, Estados Unidos. En 2016, su marca generó más de $100 millones de dólares. Hace cuatro años esta disciplina llegó a Bucaramanga.

El entrenador William Parra dirigiendo una clase junto a la atleta Ángela Parra. /FOTO DIEGO ANDRÉS PARRA GARCÍA

El CrossFit es un deporte que busca llevar al atleta a un estado de mejoramiento constante, convirtiéndolo en el más apto. Está basado en una serie de ejercicios funcionales en los que se desarrollan fuerza, potencia, velocidad, coordinación, precisión, resistencia muscular, resistencia cardiorespiratoria, flexibilidad, equilibro y agilidad.

No se usan máquinas, “se crean máquinas”, como dice uno de sus lemas. No se tiene una rutina, ya que cada día el entrenador desarrolla una clase diferente la cual se ejecuta en 60 minutos. Las clases se hacen en el ‘box’ o caja en español, lugar donde se practica. Suelen ser espacios amplios los cuales permiten la correcta ejecución de los movimientos sin ningún tipo de obstáculos. Las clases son grupales, esto hace que se mida la capacidad entre los atletas que participan día a día de ellas. La variedad es la principal filosofía de este deporte.

Los resultados del CrossFit traspasaron las fronteras y pasó de ser un deporte el cual tenía 13 gimnasios en Estados Unidos a más de 13.000 ‘boxes’ afiliados. En cuanto a usuarios, se estima que hay más de cuatro millones de atletas en todo el mundo los cuales practican esta disciplina.

El entrenamiento

Las disciplinas que se combinan para crear este entrenamiento son el levantamiento olímpico, entrenamiento metabólico y la gimnasia. Este conjunto de habilidades crea el “WOD” (Workout of the Day) o trabajo del día en español. Este se divide en cuatro: entrada en calor, habilidad, entrenamiento y estiramiento.

La entrada calor es el momento en el cual se prepara el cuerpo para la actividad física intensa. Se suele calentar haciendo saltos de soga, abdominales, flexiones de brazo, sentadillas, correr.

Box Bucaramanga, primer gimnasio enfocado en el CrossFit de la ciudad, ubicado en la avenida La Rosita Nº 24 – 74. /FOTO DIEGO ANDRÉS PARRA GARCÍA

La habilidad es la parte del entrenamiento en la cual se desarrolla la fuerza, la técnica y la potencia. Se busca la mayor cantidad de peso dependiendo del ejercicio y las repeticiones. Los trabajos suelen ser movimientos de halterofilia: sentadilla, peso muerto, arrancada, cargada, cargada y levantada. A veces combinándolos entre sí.

El entrenamiento es la parte en donde se lleva el cuerpo al máximo punto de intensidad posible. Se baja la cantidad de peso utilizado y se aumentan las repeticiones para subir la capacidad respiratoria. Se combinan ejercicios de fuerza, resistencia y habilidad para crear el entrenamiento que debe ser realizado. Hay diferentes modalidades de entrenamientos, entre los más conocidos están: Amrap (mayor número de rondas posibles) consiste en realizar el mayor número de rondas posibles de las combinaciones de ejercicios en un tiempo límite. Emom (Cada minuto a minuto) se busca realizar cierto número de repeticiones de un ejercicio o varios dentro de un minuto, durante el mayor número de minutos posibles. Por tiempo, busca realizar un número de rondas determinadas como meta, en un tiempo límite para cumplir el objetivo.

El estiramiento es la parte final. El entrenador realiza una elongación grupal enfocados en los músculos utilizados anteriormente para así prevenir lesiones.

En Bucaramanga

El deporte llegó a la ciudad en 2014. El primer ‘box’ que abrió en la ciudad fue Box Bucaramanga. Hoy en día sus instalaciones son un ‘templo’ para la comunidad de atletas que entrenan ahí, los cuales llevan su cuerpo a los limites más profundos de la fisiología.

William Parra es el ‘head coach’ o entrenador principal del ‘box’. Él tiene a sus espaldas el certificado de CrossFit level 1, el cual le permite dictar clases en cualquier parte del mundo. “Este curso se da a nivel internacional, por lo general en Estados Unidos. La compañía envía los cursos a diferentes ciudades y uno aprovecha estos momentos para certificarse. Es un curso que dura una semana, pero la preparación tiene que venir de meses atrás, ya que se prueba mediante un examen escrito el cual puede perderse”, cuenta Parra.

William Parra es ‘head coach’ de Box Bucaramanga. Es de los pocos entrenadores certificados por CrossFit. /FOTO DIEGO ANDRÉS PARRA GARCÍA

El ‘coach’ hace énfasis en que esta disciplina no es solo una moda, sino que es un deporte que está tomando impulso en el país. “Es algo nuevo en el país, pero tiene ese algo que no tienen los demás métodos de entrenamiento, ya que los resultados son eficientes en un tiempo muy corto y sobre todo la mejora en sus habilidades. Aquí llegan personas que nunca pensaron en caminar de manos y terminan haciéndolo o hacer movimientos de gimnasia que solo le ven a Yossimar Calvo en las olimpiadas o levantamientos olímpicos como los hace Luis Javier Mosquera”.

Riesgos musculares

Es también conocido como un deporte de mitos, en donde las personas que no lo conocen aluden a que el tipo de trabajos que se realizan afectan drásticamente al cuerpo. Stefanía Soto, fisioterapeuta egresada de la Universidad Industrial de Santander (UIS), cuenta su opinión acerca de estos mitos. “El hecho de que la carga sea constante y pesada puede causar lesiones dependiendo de cómo se realicen los movimientos. Si usted es una persona no entrenada, debe estar a cargo de un profesional que lo guíe durante el entrenamiento para así evitar estos tipos de lesiones”.

Por esta razón es que el proceso del entrenamiento se adecua a las capacidades de la persona. Dependiendo del nivel atlético del individuo se realizan los ejercicios acordes a su capacidad. “Cuando se empieza a entrenar CrossFit se debe iniciar por las progresiones, movimientos alternos que dependen de la capacidad física y muscular del atleta, estos hacen que el cuerpo se vaya adecuando paso a paso y así lograr los ejercicios finales”, enfatiza Soto.

Lo cierto es que esta disciplina se está tomando las comunidades deportivas del mundo. Este estilo de vida ha hecho cambios significativos en la forma en cómo se debe entrenar para tener el cuerpo más apto. Poco a poco derroca a los grandes centros de gimnasios tradicionales ya que su atractiva forma de entrenamiento es un ‘anzuelo’ para las personas que llevan años entrenando en estos sitios y buscan una forma diferente para ejercitarse.

Por Diego Parra

[email protected]

Universidad Autónoma de Bucaramanga