El hogar de los abandonados

Ubicado en la comuna 17 de Bucaramanga está el parque Los Guayacanes, mejor conocido por los bumangueses como el parque de los gatos. Allí viven alrededor de 120 felinos que han sido abandonados por aquellos que algún día se consideraron sus dueños.

Por Lizeth Juliana Triana Rincón / ltriana837@unab.edu.co

Entre el barrio Mutis, como límite al norte, y Ciudad Bolívar en sentido sur, está el parque de los gatos. Lo que hace unos años era la plaza campesina, actualmente se ha convertido en el hogar de cientos de animales que a diario son abandonados y que se ven obligados a vivir bajo condiciones muy precarias.

Según el hogar de paso Seattle una ayuda más, en Bucaramanga lamentablemente a la hora de adoptar se siguen discriminando los animales por su edad y color. / FOTO LIZETH JULIANA TRIANA R.

Hace más de 15 años, en uno de los costados del parque, fue construido con latas, tejas de zinc, pedazos de madera y plásticos un refugio improvisado, que ahora es el hogar de aproximadamente 120 felinos. Este proyecto fue obra de Orlando Villabona y su hija Martha Rocío Villabona, quienes desde la época se han convertido en los héroes de cientos de gatos que encuentran allí resguardo y comida. 

Todo empieza cuando Orlando y Martha Rocío deciden empezar a cuidar a los que empezaban a deambular en el parque: “La noche anterior había llovido mucho y había unos gaticos en unas bancas. Al verlos esto me conmovió mucho y junto con mi hija les trajimos comida. Seguimos viniendo y viniendo y gracias a que un señor nos donó les hicimos un cambuche”. 

El parque Los Guayacanes, en Bucaramanga, es conocido por la comunidad como el parque de los gatos. / VIDEO LIZETH JULIANA TRIANA R.

Dura realidad

El abandono de mascotas en Bucaramanga ha sido un tema que ha afectado a la ciudad por años, tanto así que según el periódico regional Vanguardia, entre enero y junio se habían reportado de manera formal alrededor de 202 casos de maltrato, tenencia irresponsable y abandono en contra de mascotas. 

En el caso del parque, la señora Martha Villabona expresa la posibilidad de que entre uno o dos gatos sean abandonados a diario, sin embargo, hay casos en los que se presentan 10 abandonos al día. “Hace 17 años no había este abandono que hay hoy, ahora es terrible. La inconsciencia del ser humano es tan grande, que cada vez se presentan más casos de desamparo”. 

En el parque se pueden encontrar diversas razas de gatos, desde el tradicional criollo hasta orange tabby o gato amarillo. / FOTO LIZETH JULIANA TRIANA R.

Ley 1774 de 2016

Para el 6 de enero de 2016, el Congreso de Colombia estableció la Ley 1774, en la que se estipula: “Los animales, como seres sintientes, no son cosas, recibirán especial protección contra el sufrimiento y el dolor, en especial, el causado directa o indirectamente por los humanos, por lo cual en la presente ley se tipifican como punibles algunas conductas relacionadas con el maltrato a los animales, y se establece un procedimiento sancionatorio de carácter policivo y judicial”. 

Algunos de los apartados más importantes que establece esta Ley son: 

  • Los actos dañinos y de crueldad contra los animales que no causen la muerte o lesiones que afecten de manera grave su salud o integridad física serán sancionados con multas de 5 a 50 salarios mínimos legales mensuales vigentes. 
  • En caso de que se cometan delitos contra la vida e integridad física de los animales, la pena será de prisión entre 12 a 36 meses. Así como inhabilidad de uno a tres años para el ejercicio de profesión o tenencia que tenga relación con los animales y multa de cinco a 60 salarios mínimos mensuales legales vigentes.
Hace más de 15 años Martha Villabona y su padre se convirtieron en los héroes de los más de 120 gatos que buscan un hogar y comida. / FOTO LIZETH JULIANA TRIANA R.

Donaciones

Gracias a la labor de Martha Rocío, quien se encarga de la parte del cuidado y de las donaciones de comida o dinero que hacen algunos bumangueses, es que los felinos del lugar logran sobrevivir. Sin embargo, esto no es del todo suficiente para suplir con todas las necesidades que tienen.

El costo de la esterilización de un gato o perro ronda entre los $50.000 y $80.000 por animal. / FOTO LIZETH JULIANA TRIANA R.

Actualmente, Martha Rocío pide colaboración en alimento y medicinas ya que como todo ser vivo estos animales se enferman; también demanda papel periódico para las jaulas donde se recuperan los gatos después de las cirugías de esterilización y por supuesto, requiere cualquier ayuda económica, pues hasta el momento no ha recibido apoyo por parte del Gobierno. 

Si está interesado en realizar cualquier donación, se puede comunicar al número 304 6032604. 

Universidad Autónoma de Bucaramanga