El Mono y su emblemática cacharrería

Ubicado en la Cra. 26 # 29-30 en Girón, Santander, está la cacharrería Donde El Mono, propiedad de don Luis Felipe Mantilla. Allí se consigue de todo: desde elementos de papelería, productos para el hogar, para el aseo y hasta comida.

Por Lizeth Juliana Triana Rincón / ltriana837@unab.edu.co 

Es el año 1973 y don Luis Mantilla llega a Girón desde Chocoíta, una vereda ubicada aproximadamente a una hora del casco urbano. Con esfuerzo logra comprar lo necesario para montar su primer emprendimiento: una barbería, la semilla de lo que tiempo después sería uno de los negocios más conocidos por los gironeses.  Con las ganancias que le deja la barbería, El Mono inicia a comprar cada vez más y más cosas para surtir su negocio, dejando a un lado el mundo de la peluquería. Donde El Mono empieza a hacerse cada vez más conocido ganando muchos clientes día tras día.

Con mucho esfuerzo y sacrificio, El Mono ha logrado construir uno de los negocios más estables de Girón. /FOTO LIZETH TRIANA RINCÓN

Los clientes, la prioridad

Y es que no hay producto que no se consiga en Donde El Mono. Diana Arenas, cliente de la cacharrería desde hace más de 30 años, lo confirma: “Todo, absolutamente todo se consigue aquí, no es necesario ir a otras tiendas. Tiene platos, escobas, bombillos, herramientas, mejor dicho, de todo”. 

Con opiniones como la anterior don Luis confirma su filosofía: “Lo bonito de un negocio es que usted donde llegue consiga de todo. Nosotros vendemos lo que la gente más necesita, somos donde las personas encuentran hasta lo impensable”.

A simple vista se logra evidenciar los cientos de productos que tiene a la venta don Luis. /FOTO LIZETH JULIANA TRIANA RINCÓN

Para don Luis sus clientes lo son todo, a ellos les debe que su negocio haya prosperado y se mantenga igual de fuerte luego de 51 años de servicio. 

Es un hombre de pocas palabras, pero hablando con él, recuerda cuando, un domingo por la tarde, una cliente le pidió panela negra, pero él no vendía. Y aquella señora le hace un comentario que no olvida: “Cuando le digo que no vendo, ella responde: ‘No, Mono, así no, si no tiene de todo, no puedo seguir comprándole’”. Desde ese día anota todo lo que sus clientes pidan y él no tenga, para después juiciosamente encargarlo e incluirlo en su amplio inventario. 

VIDEO LIZETH JULIANA TRIANA RINCÓN

Negocio de generaciones

Su empresa es un negocio familiar y es gracias a esta misma y a su gran acogida, que logró sacar adelante a sus tres hijos: un sacerdote, otro odontólogo y la única mujer, jefe enfermera.

Al principio don Luis era el único a cargo del lugar, pero tiempo después sus hermanos se fueron uniendo, luego sus sobrinos y así toda la familia se ha ido empapando de la cacharrería.

Actualmente, un cuñado suyo es el encargado principal del manejo del negocio; sin embargo, a pesar de ya no estar tan presente como antes, don Luis no ha descuidado ni un solo día su legado. 

El reconocimiento

Legado que ha sido reconocido por su gran trayectoria, pues dentro del comercio, es la empresa más antigua en Girón.  En el 2022 recibió un reconocimiento por la Cámara de Comercio de Bucaramanga, que lo designó como un establecimiento comercial tradicional.

En el 2022 recibió un reconocimiento por parte de la Cámara de Comercios de Bucaramanga. /FOTO LIZETH JULIANA TRIANA RINCÓN

Y, por otra parte, también fue el protagonista de un video realizado por la Alcaldía de Girón en 2023, en el que le rindieron homenaje por todos estos años de aporte a la cultura del municipio.

El futuro

Cuando se le pregunta qué espera a futuro, responde entre risas: “Que Dios me lleve para el cielo”, pues a nivel general dice que en su negocio todo está bien, vende lo suficiente y que, aunque si bien le gustaría traer más productos, el espacio donde está ahora queda algo pequeño.

Con su carisma y empatía, don Luis se ha ganado el cariño de los gironeses que visitan cada día su cacharrería. / FOTO LIZETH JULIANA TRIANA RINCÓN

Aunque le han propuesto ampliar la cacharrería, él prefiere mantenerse igual, pues considera que al ser más grande el negocio más responsabilidades trae. Además que, al estar a una sola cuadra del parque principal de Girón, le ha traído muchos beneficios que no piensa dejarlos perder.

Universidad Autónoma de Bucaramanga