Inicio Medioambiente Empleadas de Greystar y concejal de California agreden con piedras y palos...

Empleadas de Greystar y concejal de California agreden con piedras y palos a periodistas del Noticiero CM&

(Texto publicado en la edición 203, que circuló del 28 de marzo al 10 de abril de 2011).

Imágenes del instante en el que la corresponsal de CM& y Noticias Uno, Ana Mercedes Ariza, y su camarógrafo Armando Camelo, reciben la violenta agresión de unos 30 habitantes de California. Diez días después del ataque, la periodista sigue incapacitada y temerosa de una nueva embestida de quienes culpan a los periodistas por la suerte del Proyecto Angostura de la multinacional canadiense Greystar Resources. / FOTOS ARMANDO CAMELO TOMADAS DE LA TELEVISIÓN

En sus veinte años de ejercicio periodístico, Ana Mercedes Ariza ha tenido que cubrir incursiones guerrillas y masacres paramilitares, secuestros, inundaciones y derrumbes; también ha debido lidiar con alcaldes como Néstor Iván Moreno Rojas y Fernando Vargas Mendoza. Experiencias todas de las que ha salido bien librada.

Pero lo que esta corresponsal de noticieros CM& y Noticias Uno no sospechaba es que una misión relativamente sencilla como la de tomar la trocha a Suratá y California (Santander) con el propósito de buscar las reacciones ante los más recientes anuncios en defensa del Páramo de Santurbán, se convirtiera en una pesadilla que por poco le cuesta la vida.

Con un agudo dolor de cabeza que la acompaña desde el pasado viernes 18 de marzo y con el riesgo no descartado de presentar un aneurisma, Ana Mercedes accedió a dialogar con 15 sobre la agresión de que fue objeto junto al camarógrafo Armando Camelo por parte de una turba de unos 30 descerebrados que con piedras y palos la emprendieron contra ellos, como si el mensajero tuviera culpa del mensaje.

Después de pasar un día en urgencias y tres más hospitalizada en la Clínica Chicamocha y recostada en la cama de su casa, el cuerpo de Ariza evidencia las consecuencias del ataque aleve en el que están involucrados tres empleadas de la minera canadiense Greystar -cuyos nombres ni Greystar ni la Policía han revelado a pesar de contar con el video de la asonada- y el concejal Luis Avelino Pabón -quien le dijo a Vanguardia Liberal que “no hice nada”-.

15 tuvo acceso al texto de la denuncia y conoció que esta fue presentada contra Carmen Alicia García Durán, Pilar García Durán y Erika Mendoza. Una audiencia de conciliación fue citada para el próximo lunes 11 de abril.

El mismo día de la agresión en las calles de California, Ana Mercedes Ariza -egresada de la Facultad de Comunicación Social de la UNAB- fue sometida a revisión médica y a valoración por parte de Medicina Legal para establecer las lesiones sufridas en el intento de linchamiento. Golpes contundentes y arañazos en la cabeza, el cuello, el hombro izquierdo y la pierna izquierda. El campero en el que se desplazaban los reporteros también resultó averiado, al igual que una cámara de televisión avaluada en seis millones de pesos.

Al final del cruento episodio, los dos periodistas fueron escoltados por agentes de la Policía acantonados en California, cuya caravana fue perseguida y hostigada incluso en el trayecto hasta Matanza, de regreso a Bucaramanga.

Con un hablar pausado, en el que con frecuencia se le escapa un quejido, Ariza clama justicia. Sigue incapacitada, teme por su seguridad personal y la de su familia, y anhela que la indiferencia no se apodere de tantos colegas y medios de comunicación que ‘le bajaron el volumen’ al caso o simplemente no le dieron despliegue a los hechos.

“No busco dinero. Lo que pretendo es hacer valer mi integridad como ser humano y como periodista, porque me parece terrible que yo o cualquiera de mis colegas llegue a un pueblo de éstos y nos hagan lo mismo, que los habitantes se crean autoridad y que nadie lo defienda a uno”, dijo Ana Mercedes.

“Trabajo para sostenerme y para sostener a mi pequeña hija. La preocupación enorme que tengo es que de aquí en adelante ya no pueda hacer el ejercicio de mi trabajo”, agregó.

Ante la mirada angustiada de su madre y su hermano, Ana Mercedes espera recuperarse en los próximos días para seguir en su tarea de corresponsal, que en Colombia no es un delito.

Rechazo

El defensor del Pueblo de la regional Santander, Dilmar Ortiz Joya, declaró que: “Los periodistas son profesionales que debe ser respetados por cuanto son ejes fundamentales en el derecho que tenemos todos a estar informados, ellos son un soporte clave de respaldo a la democracia de nuestro país, por lo tanto su derecho a divulgar información es un principio democrático que debe ser respetado por todos y cada uno de los miembros de la sociedad. Recordemos que nuestra constitución garantiza en su artículo 20 la libertad de expresar y difundir nuestras opiniones, así como también la de informar y recibir información veraz e imparcial”.

“Por lo tanto, hacemos un llamado a las autoridades para identifiquen y apliquen las sanciones necesarias a los autores de la agresión contra la periodista y su camarógrafo, que fueron atacados en el ejercicio de sus labores con el único fin de informar sobre este proyecto minero que tanta controversia ha generado, pero sobre el cual estamos complacidos ante la desición (sic) de Greystar de retirar su solicitud de licencia para explotar a cielo abierto oro y plata durante un periodo de 15 años  en terrenos santadereanos (sic)”, dijo Ortiz Joya en un comunicado.

Recordó que la “Defensoría del Pueblo en aras de garantizar los derechos de todos los colombianos  y en particular de quienes habitan la región afectada, consideró desde el primer momento que como está concebido este proyecto, debido a la afectación a la zona de páramo, el Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial no debían (sic) conceder la licencia ambiental”.

Subrayó que su despacho ha sido reiterativo en el tema de que “en el Plan de Desarrollo Nacional se incluya un capítulo en donde se analice el aspecto de los proyectos productivos sostenibles en la zona de impacto directo minero, con el fin de que las comunidades tengan una opción de desarrollo diferente a las creadas frente a la expectativa de la licencia de Greystar las cuales hoy desaparecen”.

Condena

La Corporación de Periodistas y Comunicadores Sociales de Santander, CPS, presidida por el funcionario de la Cámara de Comercio de Bucaramanga, Carlos Alberto Bermúdez,  rechazó y condenó en forma enérgica la agresión de que fueron víctimas la periodista y el camarógrafo, “por parte de un grupo de personas del municipio de California partidarias de que la empresa canadiense Greystar ejecute el proyecto de explotación minera en el páramo de Santurbán”.

“Según la versión conocida por la CPS, algunas de las personas que agredieron, con palos, piedras y otros elementos contundentes, a la periodista Ana Mercedes Ariza y a su camarógrafo, expresaron que ‘por culpa de la difusión que han hecho los medios de comunicación sobre la inconveniencia de adelantar la explotación del proyecto aurífero Angostura, fue que la empresa Greystar desistió de su solicitud de licencia ambiental para ejecutar este proyecto, situación que deja a la población de la región sin fuentes de trabajo”, dijo Bermúdez.

“Ante este hecho que va en contra de la libertad de prensa en Colombia, la CPS solicita a las autoridades correspondientes que investiguen, identifiquen y castiguen a los responsables de estas acciones vandálicas, y al mismo (tiempo) brinden la protección necesaria a los periodistas, quienes tienen derecho de viajar y estar en cualquier parte del país en cumplimiento del sagrado derecho de informar”, señaló el comunicado firmado por Bermúdez, como presidente de la CPS y
Narda Cristina Roa Fonseca, vicepresidenta.

A su turno, la Fundación para la Libertad de Prensa (Flip), rechazó las agresiones contra el equipo periodístico y exhortó a las autoridades para que investiguen y sancionen a los responsables. “La Flip le recuerda a la ciudadanía que la labor de los periodistas consiste informar sobre hechos de interés público, como en este caso lo es la explotación minera en el Páramo de Santurbán, y por lo tanto se hace un llamado para que se respete su labor”.

Según la Flip, “algunos medios se han abstenido de ir a la zona por temor a las represalias”.

La multinacional Greystar emitió un comunicado repudiando los hechos y ofreciendo disculpas a los afectados. Afirmó que: “no es política de la compañía hacer uso de la violencia bajo ninguna circunstancia” y aseguró que se tomarán medidas.

“Greystar es una empresa respetuosa y defensora de los derechos humanos, de la libertad de expresión y la prensa”, reza una carta que el presidente de Greystar, Steve Kesler, le remitió al camarógrafo Armando Camelo.

Kesler también le envió una carta a Ana Mercedes Ariza y le anunció una visita a su hogar en los próximos días.

Imágenes del instante en el que la corresponsal de CM& y Noticias Uno, Ana Mercedes Ariza, y su camarógrafo Armando Camelo, reciben la violenta agresión de unos 30 habitantes de California. Diez días después del ataque, la periodista sigue incapacitada y temerosa de una nueva embestida de quienes culpan a los periodistas por la suerte del Proyecto Angostura de la multinacional canadiense Greystar Resources. / FOTOS ARMANDO CAMELO TOMADAS DE LA TELEVISIÓN
Imágenes del instante en el que la corresponsal de CM& y Noticias Uno, Ana Mercedes Ariza, y su camarógrafo Armando Camelo, reciben la violenta agresión de unos 30 habitantes de California. Diez días después del ataque, la periodista sigue incapacitada y temerosa de una nueva embestida de quienes culpan a los periodistas por la suerte del Proyecto Angostura de la multinacional canadiense Greystar Resources. / FOTOS ARMANDO CAMELO TOMADAS DE LA TELEVISIÓN

Por Pastor Virviescas Gómez
pavirgom@unab.edu.co

Universidad Autónoma de Bucaramanga

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here