En el Burger Master, se saborean ricuras y se generan riquezas

El Burger Master fue y será siempre una oportunidad de crecimiento económico y empresarial.

Por Catalina Gómez /mgomez781@unab.edu.co y Mariana Parra F. / mparra326@unab.edu.co 

El burger máster, además de  convertirse en una verdadera ‘revancha’ por el título de la mejor hamburguesa, es una oportunidad para incentivar el crecimiento económico en toda Colombia, porque las largas filas de espera para probarlas ponen en marcha 29 restaurantes en Bucaramanga y más de 450 en todo el país.

Es uno de los festivales más esperados por los fanáticos de este manjar, para algunos, la oportunidad de probar las que dentro del precio normal pueden valer “un ojo de la cara”, para los empresarios quizás ‘el aguinaldo anticipado’, porque para este año esperaban superar la meta de 1.5 millones de hamburguesas servidas, que representaría más de $40.000 millones, uno que otro pesito.

Estas cifras no solo reflejan el éxito del evento en sí, sino también su impacto positivo en la economía colombiana. De acuerdo con el alcalde Jaimes Andrés Beltrán, el evento refleja cada vez más la prosperidad que hay en la ciudad: “estamos felices acompañando a todos nuestros empresarios locales en este proyecto tan maravilloso, Bucaramanga es una tierra próspera para los emprendedores”, le dijo a 15 en desarrollo del evento.

Sin embargo, esto no solo beneficia a los empresarios, el Burger Master genera un efecto dominó en la economía. Los restaurantes compran más ingredientes para prepararlas, lo que favorece a los proveedores de alimentos. Además pueden necesitar contratar personal para manejar el aumento de la demanda, lo que ayuda a generar empleo. 

Algunos, quizás se preguntan por qué es tan importante o por qué prefieren hacer filas de hasta 3 horas; la razón: hamburguesas innovadoras, algunas como en “Rudo” tenían pan almojabano y salsa de arepa santandereana y otras como en “Santander Burger Bar”, le apostaron a un homenaje al equipo insignia de la ciudad “La leoparda”.

Además de su bajo precio – costaban $18.000, cuando una hamburguesa con esas características puede rondar los $38.000- es una motivación para los asistentes. “Uno aprovecha este evento para acudir a los lugares caros, porque uno no se puede dar el lujo de pagar hamburguesas tan caras, pero igual uno quiere probar” afirmó Esteban Izabala, participante del ‘Burger Master’. 

En la cabeza de este icónico festival estuvo Tulio Zuloaga, dentro del mundo de la comida, conocido como Tulio Recomienda. Es un barranquillero que no solo transforma los lugares de “pegarle a la muela”, sino también impulsa a cientos de emprendedores que juegan un papel dentro de la comida. 

La idea nació en 2017 con 40 restaurantes, después de que se probaran 227.861 burgers, en Bogotá se escogió el top 5. Pasado 6 años, 2023, se vendieron 2.890.154, superando las expectativas. Ojalá no se hayan subido algunos kilitos demás. 

Universidad Autónoma de Bucaramanga