Inicio Cultura “Es difícil desaprender los beneficios de la acción colectiva”: Sandra Borda

“Es difícil desaprender los beneficios de la acción colectiva”: Sandra Borda

La columnista del diario El Tiempo y profesora de Ciencias Políticas de la Universidad de Los Andes habló en Ulibro 2020 sobre su libro Parar para avanzar.

Por Ana Milena Flórez y Jesús Nuñez
aflorez184@unab.edu.co
jnunez701@unab.edu.co

Durante la primera jornada de la Feria del Libro de Bucaramanga, Ulibro 2020, estuvo como invitada a la franja “Encuentro con autor”, Sandra Borda Guzmán, profesora e investigadora del Departamento de Ciencia Política de la Universidad de Los Andes y columnista del diario El Tiempo, autora del libro Parar para avanzar. Conversó con el psicólogo Gonzalo Ordóñez acerca del inicio de su carrera profesional y de las manifestaciones sociales tratadas en su libro.

Su inicio dedicado a la academia

La profesora y columnista inició hablando sobre los inicios de su carrera. Afirmó que en este país los jóvenes toman demasiado pronto la decisión de estudiar lo que definirá su vida. Desde su experiencia, “la decisión fue producto del azar y de la casualidad más que de un proceso racional”.

Al terminar su carrera en Ciencias políticas en la Universidad de Los Andes y  mientras trabajaba en la Universidad del Rosario, aplicó para una beca de Maestría en  Relaciones Internacionales en la Universidad de Chicago. Seguidamente terminó su doctorado en Ciencia Política con énfasis en Relaciones Internacionales en la Universidad de Minnesota. A pesar de entregar su vida a la academia y vivir entre letras y textos, considera que sufre al escribir un texto académico, de modo que aún no se acostumbra a hacerlo con las restricciones que estos implican. Para ella, es más satisfactorio escribir columnas y literatura. 

A lo largo del evento, Borda comentó sobre el motivo de escribir el libro Parar para avanzar: “Me parecía de mayor importancia que la gente conociera cuáles son las razones por las que un estudiante sale a la calle y dar a conocer sus historias». Además, contó que si alguna vez quiso marchar no lo hizo por miedo, porque este país no cuenta con las garantías para hacerlo. Pero durante su estadía en Estados Unidos sí lo hizo, pues allá sí es posible hacerlo con seguridad.

Años después de haber llegado a Colombia, Borda escucha a los medios de comunicación y a la clase política llamar «vándalos» a los estudiantes en protesta, así que decidió corroborar lo que decían; se unió a la marcha aquel sábado 23 de noviembre de 2019 en las calles de Bogotá, de la que aseguró: “En todo el momento que estuve con ellos no hubo ningún acto de vandalismo, ni siquiera estaban rayando paredes”.

Para Borda, uno de los factores más relevantes y gratificantes que se dieron tras las manifestaciones sociales del año pasado es que “las razones para demandar cosas del Estado dejaron de ser del monopolio de la universidad pública”, refiriéndose al trabajo conjunto que se dio entre los estudiantes de las Instituciones de Educación Superior (IES) públicas y privadas.

Portada del libro Parar para avanzar, publicado el 27 de julio de 2020. Narra la intensidad con la que se vivieron las manifestaciones sociales de 2019. / FOTO SUMINISTRADA EDITORIAL CRÍTICA

De esta manera, la lucha estudiantil retoma asuntos de gran importancia para toda la comunidad, como los referentes a las deudas con el Icetex, que como lo afirmó Borda, “tiende a profundizar las brechas de desigualdad”, afectando a los estudiantes de más bajos recursos.

Durante la conversación sobre las protestas sociales, señaló su tesis: “Cuando uno aprende los beneficios de la acción colectiva, difícilmente las desaprende”. A lo que el moderador Gonzalo Ordóñez, le comentó sobre la columna que publicó en El Tiempo. Borda respondió que fue una columna sin intenciones de escribir periodismo, sino de contar lo que verdaderamente sucedió, haciendo énfasis en el asesinato del estudiante Dylan Cruz. “La orden de la Alcaldía era desmantelar la protesta que estaba teniendo lugar ese día, independientemente de que fuera violenta o no y eso fue lo que desató la muerte de Dylan Cruz”, puntualizó.

Universidad Autónoma de Bucaramanga