Inicio Infraestructura Finalizó el proyecto de restauración del puente colgante de arriería sobre el...

Finalizó el proyecto de restauración del puente colgante de arriería sobre el río Chicamocha

La obra financiada por la Gobernación de Santander, los municipios de Jordán Sube y Los Santos, se presentó a la comunidad mediante un acto de inauguración el 16 de marzo de 2018 con el fin de conservar la memoria regional.

Minutos antes de iniciar la apertura del puente colgante de arriería. SUMINISTRADA POR GILBERTO CAMARGO AMOROCHO.

Santander optó por gestionar la  protección  de  caminos y puentes antiguos, fue así como  se  dio  inicio  al  proyecto para  la  restauración  del  puente de arriería construido sobre el río Chicamocha. En dicha obra se están  invirtiendo  recursos  para el mantenimiento y la protección de su infraestructura patrimonial histórica  acatando  el  marco  legal vigente. La obra, que ahora es considerada por la comunidad como un espacio en donde el pasado convive con el presente y el futuro sin perder su esencia, tuvo un costo total de 150 millones de pesos aportados por ambos municipios.

El acto de inauguración contó con la presencia de Didier Alberto Tavera Amado, gobernador de Santander; Jaime Arenas Rueda, alcalde de Los Santos y Johana Muñoz Ruiz, alcaldesa de Jordán Sube, además de la participación de la comunidad en general.

Durante el evento el gobernador resaltó la unión que ahora existe entre las dos alcaldías, que por discusiones políticas nunca antes se ayudaron mutuamente y está vez se unieron para restaurar el puente.

La socialización ha generado un impacto en la población por el hecho de rescatar la infraestructura del puente y resaltarla como un atractivo en la región. Por tal motivo, los 1.407 habitantes de Jordán Sube y de sus alrededores, se sienten motivados a impulsar e informar a los demás para que visiten su municipio, incluso muchos de ellos han creado su propio blog para difundir los servicios que  ofrecen  allí,  como  posadas y hostales. De esta manera, más personas han decidido visitar esta parte del departamento.

“La población colombiana esta buscando lugares que tengan un valor histórico, como esta obra antigua que se restauró”, dice el arquitecto Gilberto Camacho Amorocho. /FOTO SUMINISTRADA

Un puente perdido entre dos municipios

En  1894  en  medio  de  Jordán Sube y Los Santos se construyó bajo la dirección del inglés David McCormick  el  puente  de  arriería que funcionó como el primer peaje que existió en Colombia. Inicialmente era conocido como un “lugar de paso” en donde las personas se colgaban y pasaban al otro lado. Después, se construye en ese mismo lugar y a partir de ahí comienza el desarrollo del sector porque se le da la importancia que exigía debido a su formación geográfica.

Este es uno de los primeros puentes que se construyó en el oriente colombiano con estilo medieval; con dos torreones protegiendo los amarres que van a dar sobre el río en piedra redonda o piedra bola, un sistema colgante con un entablado en su totalidad de madera, ladrillos en arcilla y la portería típica de la época de los años 1860 y 1870.

“El paso de Sube”, como era conocido en ese tiempo, funcionó y  siguió  siendo  utilizado  desde 1890 por campesinos hasta el día de hoy. En la actualidad, surgió un grupo de citadinos interesados en caminar montañas y recorrer caminos  antiguos,  por  lo  cual, los restauradores de la estructura arquitectonica hicieron un estudio de investigación previa para que fuese posible transitar por el mismo. También encontraron que en su construcción original no era liso, frisado, ni blanco, por eso le quitaron esa primera piel y aparece el puente totalmente en piedra, su sistema constructivo tiene protegida su infraestructura interna, esa es la razón por la que se decidió dejarlo con su piedra original.

La restauración del puente implica recuperar la memoria del santandereano, a través de saber cómo recorrer el territorio, cómo se comunicaban y se daba no solo el comercio, transacciones de dinero, las materias primas o los artículos que se transportaban, sino también el intercambio entre regiones,   entre la alta montaña y el nivel del río.

Oportunidades de crecimiento como atractivo turístico

Santander   es   uno de  los  departamentos  de  Colombia  e los  que  el  patrimonio histórico  se  desconoce aun  así  en  el  país se encuentran pueblos con senderos y  empedrados,  entre otras características que pueden resultar atractivas y llaman la atención de los caminantes. La obra se ubicó de manera estratégica para contribuir al comercio de la región y sus alrededores.

Según la alcaldesa del municipio de Jordán Sube, se intervino el puente con el objetivo de dejarlo como se construyó hace más de 120  años,  sin  perder  la  esencia que lo caracteriza. Asimismo, el valor agregado que lo diferencia de los demás del país es su estilo, arquitectura y su ubicación estratégica en Jordán Sube, tanto por la antigua red de caminos nacionales como por la ruta a Maracaibo, Venezuela.

Este  municipio  se  convirtió en una oportunidad de desarrollo gracias al empleo que trae para los habitantes aledaños al puente, pues es considerada una prueba piloto  que  otros departamentos del país han ido replicando para recuperar la memoria regional de cada uno de ellos, como es el caso del Valle del Cauca y Boyacá.

Mientras que el arquitecto Gilberto Camargo Amorocho, quien además es caminante e investigador de caminos reales, menciona que para los caminantes “es muy satisfactorio que se esté invirtiendo en el puente porque los más de mil kilómetros de empedrados que hay en Santander, no solo con todas sus obras civiles, pueblos, embarcaderos, sino obras como estas, tenemos unos escenarios para utilizarlos, recorrerlos y comprender un poco del origen como ciudadano santandereano”.

Llamado de atención a la Secretaría de Cultura y Turismo

La Secretaría de Cultura y Turismo  del  departamento  realmente no está apoyando todos los temas culturales de la región. Esta infraestructura   no   fue   obra   del colonizador   alemán   Geo Von Lengerke, como lo creen algunos debido a la falta de conocimiento  para preservar  la  memoria y la socialización por parte de los dirigentes  de  los  municipios,  la cual  cuestiona  la arquitecta  y consultora  en  patrimonio  cultural y turismo,  planificación del territorio y diseño arquitectónico y  urbano, Nahir Pabón  Castro, dice  que  “lastimosamente,  a  la Secretaría la tienen relegada. El tema  cultural  no  tiene  mucha apreciación desde la visión de los dirigentes, se orienta en la mayoría de las ocasiones a la parte de manifestaciones artísticas y de lado otra cantidad de temas que se tienen en cuanto a la cultura”.

La   arquitecta además agrega que   se   podría aprovechar para vincular  la  recuperación    de este   puente   a los procesos que hay  planteados sobre la parte de conocimiento de la región,  el  reconocimiento de valor, y de cierto modo ser también un atractivo   turístico   de paisajes insospechados, de experiencias de clima y al mismo modo puede ser favorable para las personas que están en la zona de influencia. Pabón asevera  que  “se  puso  de  moda un turismo pensando que puede generar recursos, pero a partir de ahí  hay  un  patrimonio  cultural que no es conocido, protegido y valorado, poco se va a poder lograr en ese sentido”, ya que en el presente se recuperó y hay que darlo a conocer más, hacer que la gente comprenda el valor que tenía y tiene como punto de enlace al comunicar dos lados de un río. A futuro hay que hacer uso de un proceso de planeación como una obra de continuo mantenimiento.

Periódico 15 trató de contactar a Maylin Tatiana Jaramillo Bermúdez, secretaria de Cultura y Turismo del departamento de Santander, pero se negó a responder.

Por Johana Pacheco Guzmán

[email protected]

Universidad Autónoma de Bucaramanga