Inicio Bucaramanga Gobierno de Rodolfo Hernández: cuatro meses de controversia

Gobierno de Rodolfo Hernández: cuatro meses de controversia

El alcalde de Bucaramanga realizó el balance del tiempo que lleva su administración. La coalición mayoritaria del Concejo Municipal también evaluó y rechazó lo hecho en el periodo de gestión.

La coalición mayoritaria del Concejo Municipal expuso 100 presuntas irregularidades de la gestión del mandatario local. /FOTO JHON JAIRO BALLESTEROS
Pasados los primeros cuatro meses de gobierno del alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández Suárez, han aumentado las críticas y la controversia por el modo y paso lento con el que se está administrando a la ciudad. Mientras el mandatario defiende su labor, la coalición mayoritaria del Concejo Municipal hizo público su inconformismo con el trabajo que hasta ahora se ha realizado.

Según Hernández Suárez, su gabinete ha tenido que llegar a ‘apagar los incendios’ creados entre 2012 y 2015, durante la administración del liberal Luis Francisco Bohórquez Pedraza, y por eso no ha podido avanzar de la forma esperada.

“La ciudad fue entregada en un desorden gigante, había caos en la Tesorería y todo eso hay que arreglarlo. Se ha logrado transparencia, legalidad y gestión efectiva. Sin embargo, hay cosas que aún están en proceso de implementación como el Plan de Desarrollo, la austeridad, la participación, el control de gasto público y la consolidación de un equipo de gobierno articulado”, explicó.

Para el alcalde, lo más destacado de sus primeros cuatro meses de mandato es la manera en la que está efectuando el cambio en la contratación de obras públicas.

“Ya no es como antes donde el contratista se hacía rico con un solo contrato. Si valía cinco mil millones, gastaba mil y los otros cuatro mil le quedaban para que los repartiera como habían acordado, y no puede ser así, queremos romper ese esquema. No podemos empezar ninguna obra si no están los componentes reales, es decir, si no se tiene el valor exacto, porque si va a valer mil millones debe valer eso y nada más”, agregó.

Desde el Concejo Municipal
Por su parte, la coalición mayoritaria del Concejo Municipal de Bucaramanga, conformada por 12 concejales, diez del Partido Liberal (Martha Antolinez García, Jaime Andrés Beltrán Martínez, Henry Gamboa Meza, Nancy Elvira Lora, Sonia Smith Navas Vargas, Javier Ayala Moreno, Dionicio Carrero Correa, René Rodrigo Garzón Martínez, Wilson Manuel Mora Cadena, Uriel Ortiz Ruiz), uno de Opción Ciudadana (Pedro Nilson Amaya Martínez) y otro del Movimiento Alternativo Indígena y Social, Mais (Nelson Mantilla Blanco), realizó la evaluación y entregó su propio balance de la gestión del mandatario local en un acto público realizado el pasado 14 de abril.

Los concejales señalaron, por medio de un informe, que existen 100 presuntas irregularidades en lo que ha transcurrido del año. Durante el evento, los cabildantes informaron que ya hicieron las denuncias ante la Contraloría Municipal, la Procuraduría General de la Nación y ante la Fiscalía.

Además, manifestaron que “resulta preocupante el panorama actual que enfrenta la ciudad y nos obliga a poner en conocimiento de los habitantes el verdadero estado de Bucaramanga en sus diferentes tópicos como el espacio público, tránsito, contratación, seguridad, hacienda, tesorería y Plan de Desarrollo. Nos corresponde poner estos hechos en conocimiento de las autoridades competentes para que den inicio a las medidas pertinentes”.

Dentro de los puntos destacados por la coalición se encuentra la solicitud de donación hecha a los proveedores y contratistas a los cuales se les adeuda, acción que según los integrantes de esta alianza configura un delito de concusión, pues el servidor pú- blico estaría haciendo uso de su cargo para exigir la contribución.

Ante dicho señalamiento, el alcalde aclaró que deberían darle una medalla y no criticarlo: “sí es cierto que se les han solicitado dichas donaciones, pero no es una obligación. Estas han sido voluntarias. Yo tengo que pagarle a los contratistas y lo que hago es proponerles que hagan un aporte y me dicen que sí. Hay muchas cuentas que se han pagado sin recibir donaciones y eso confirma que es algo opcional. La Alcaldía no puede negarse a recibir estos recursos y no lo hará. Ya se han recaudado aproximadamente 1.700 millones de pesos”.

Manuel Francisco Azuero Figueroa, asesor en Gobernanza y Transparencia, declaró que “no lograremos pagarle este año a los contratistas con los que hay cuentas pendientes, porque por las deudas del año anterior no podemos paralizar los planes y las obras sociales. Tenemos que resolver un problema financiero que heredamos y lo estamos haciendo con responsabilidad pero en simultánea hay que mantener el funcionamiento de esta administración”.

A pesar de lo expresado por el funcionario, existen programas que al cierre de esta edición aún no han iniciado como el servicio de alimentación y transporte escolar en los colegios públicos. Estas dos situaciones también fueron denunciadas por los concejales.

Henry Gamboa Meza, presidente del Concejo, expresó que “desde la coalición mayoritaria queremos que realmente se enderece el manejo, pedimos el inicio de todos los proyectos sociales, que arranquen las grandes inversiones y exigimos que Rodolfo Hernández cumpla con su labor. Los órganos de control van a actuar porque hay muchas equivocaciones debido a la falta de conocimiento. Hemos buscado la forma de que entienda que está haciendo las cosas mal y que debe responderle a los bumangueses”.

“Estamos apagando los incendios que dejo la administración pasada”, Rodolfo Hernández Suárez. /FOTO SUMINSTRADA
“Estamos apagando los incendios que dejo la administración pasada”, Rodolfo Hernández Suárez. /FOTO SUMINSTRADA
¿Una revocatoria del mandato?
Acerca de una posible revocatoria, los cabildantes liberales tienen posturas diferentes. Gamboa Meza afirmó que “no se está buscando quitar al alcalde, lo que pretendemos es que cambie su manera de pensar, actuar y gobernar. Está mal asesorado y le haría bien traer gente experta pues se deshizo de un poco de funcionarios que sí saben administrar”.

No obstante, Dionicio Carrero Correa admitió que “seguramente para allá es que vamos, la revocatoria parece ser el destino porque acá ganó la mentira. En más de 100 días todo ha sido demagogia y falsedad. La ciudad necesita despertar de esta ‘Patria Boba’ que va a empezar a vivir”.

Asimismo, Wilson Manuel Mora Cadena le envió un mensaje al alcalde: “Es nuestra labor hacer control político y queda claro que ya es hora de pasar del discurso a la realidad de los hechos”.

El líder de la ‘Lógica, Ética y Estética’ respondió que “a pesar de las críticas y aunque puede ser cierto que tengamos gente con poca experiencia, prefiero un funcionario honrado que un experto pícaro como lo que había antes. Nos comprometimos a destruir la corrupción, porque es la peor enfermedad que tiene la gestión pública y no vamos a renunciar a eso”.

Azuero Figueroa sentenció que hay un equipo de gobierno que tiene “principios y que está acabando con la politiquería”. También señaló que “se le cerraron las puertas al clientelismo y se ha demostrado con hechos concretos: reducción de contratos de prestación de servicios que era un esquema perverso para alimentar la corrupción”.

Igualmente enfatizó en que se ha adelantado la reubicación de funcionarios y que se han tomado decisiones elementales como llevar la Dirección de Tránsito a la calle para que los alféreces estén trabajando en las vías y en operativos contra la informalidad.

“Después de años de licitaciones de un solo oferente logramos recobrar la pluralidad. A pesar de esto nos siguen pidiendo especialistas, pero poco a poco vamos recuperando la confianza del pueblo y devolviendo la dignidad de lo público aunque no seamos expertos”, concluyó Azuero.

Por Jhon Jairo Ballesteros C. 
jballesteros343@unab.edu.co 
Universidad Autónoma de Bucaramanga

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here