La rumba no pasará de las 2:00 de la madrugada

Por Jaime Cobos / jcobos245@unab.edu.co y Fernanda Rodriguez / arodriguez330@unab.edu.co

La ‘tendencia’ de los bumangueses de seguir la rumba en los establecimientos que prestan su servicio 24 horas, les está pasando factura a algunos de esos negocios; esta vez dos locales de OXXO y Farmatodo, ubicados en zonas residenciales, sufrieron las consecuencias por el exceso de ruido a altas horas de la noche, así como la alteración del orden público. 

Ante las quejas de la comunidad en los barrios La Concordia y Cabecera, el alcalde Jaime Andrés Beltrán, anunció que pondrá fin a los hechos que alteren la tranquilidad de los bumangueses.

La recurrencia de hechos llevó a las autoridades a tomar decisiones con la ejecución del Decreto 0034 de 2024, donde quedó establecido el nuevo horario de rumba en Bucaramanga: Nadie puede seguir de ‘juerga’ después de las 2:00 de la madrugada, por lo menos en ese tipo de negocios.

Es probable que el sellamiento temporal del OXXO ubicado en de la carrera 21 con calle 55 del barrio La Concordia, tenga que ver con las intenciones del alcalde. Y es que las autoridades informaron que el mencionado local de OXXO ha generado niveles de ruido excesivos, provocando quejas tanto de residentes como de trabajadores del sector.

Al ser la primera vez que sancionan este tipo de establecimientos, aplicándole la sanción mínima de tres días, según el ARTÍCULO 196 de la ley 1801 de 2016, que establece la suspensión temporal de actividad. “Es el cese por un término de entre tres (3) a diez (10) días proporcional a la gravedad de la infracción, de una actividad económica o sin ánimo de lucro, o que siendo privada ofrezca servicios al público a la que está dedicada una persona natural o jurídica. 

“El desacato de tal orden o la reiteración en el comportamiento contrario a la convivencia, dará lugar a un cierre de tres (3) meses, en caso de posterior reincidencia en un mismo año se impondrá la suspensión definitiva sin perjuicio de las acciones penales que correspondan”, indica el documento.

Sin embargo, Alberto Ariza, trabajador del sector, manifestó que le sorprendió que al OXXO lo hubiesen cerrado, ya que, nunca han tenido problemas. “La mayoría de los vecinos quedó sorprendida por el cierre de ese Oxxo, desde que lo abrieron no se ha visto molestias de nada, de escándalos, de bulla, de nada”. 

Pero no es el único a quién la noticia tomó por sorpresa, otro habitante del sector, quien prefiere reservar su nombre, dijo que “no me he sentido nunca afectado, ni nada. No siento ruido. Todo normal. A mí me tomó por sorpresa. Música nunca he sentido que pongan por ahí, nada, carros vienen compran y se van”. 

Inquietante, pues las autoridades cerraron el establecimiento por incumplimiento de las normas de funcionamiento, sin embargo, los trabajadores y habitantes del sector contradicen ese hecho. Incluso, afirman que el OXXO les beneficia tanto a ellos como a las personas que transitan por el lugar en horas de la noche, así lo dice Jonathan Romero: “Es beneficioso porque al haber un establecimiento público que está abierto 24 horas pues le da más seguridad a la gente que pueda pasar, por la iluminación y porque hay movimiento de gente”.

En este momento el Oxxo ya está funcionando nuevamente las 24 horas. Aunque no es una política contra de esa multinacional, sí es una decisión municipal para disminuir los índices de ruido y alteraciones de convivencia en la ciudad, en busca de garantizar la tranquilidad de los ciudadanos. 

Dentro del plan de recuperación de la paz y la tranquilidad de Bucaramanga, el alcalde dio el primer decreto en el que reduce las horas de la rumba. No todo es color de rosa para el Oxxo, el pasado lunes 11 de marzo sellaron el primer establecimiento por exceso de ruido. 

Universidad Autónoma de Bucaramanga