Inicio Ciudad De las balas a los cubiertos: la experiencia de paz del chef...

De las balas a los cubiertos: la experiencia de paz del chef Juan Manuel Barrientos

Juan Manuel Barrientos durante su conferencia en la Unab. / FOTO VILMA ALEXANDRA BLANCO

Más allá su experiencia en la alta cocina nacional e internacional, el reconocido chef Juan Manuel Barrientos, propietario de la cadena de restaurantes «El Cielo»  trabajar a favor de poblaciones vulnerables de Medellín, así como por los grupos con discapacidad auditiva, indígenas, víctimas y actores armados del conflicto colombiano.

Con la fundación “El cielo para todos”, Barrientos ha logrado consolidar un espacio donde desmovilizados, soldados afectados por las minas antipersona y víctimas del conflicto han logrado reintegrarse a la sociedad por medio de la formación en cocina. Con la filosofía “Estamos cocinando la paz de Colombia”, esta fundación se ha dedicado a implantar la cultura del perdón y la reconciliación en todas estas personas heridas por la guerra que ha azotado nuestro país por más de 50 años.

La institución, que además realiza 250 cursos anuales a favor de mujeres víctimas de violencia sexual, se ha convertido en un proyecto de ejemplo para el gobierno nacional, vislumbrando la posible firma del proceso de paz con la guerrilla de las Farc y los posibles retos que traería el posconflicto.

Como hermanos, sin prejuicios ni rencores, integrantes de grupos armados ilegales han cambiado las M-60, M-16, Ak-47 y otros fusiles por cuchillos, tenederos, cucharas y pinzas de cocina. Su intención, como lo dio a conocer durante su visita a Bucaramanga el pasado viernes 15 de abril, invitado por el programa de Gastronomía de la Unab, es que los colombianos tomen consciencia colectiva de la necesidad de perdonar, y que encuentren en el sector gastronómico una opción distinta para cambiar sus vidas.

Desde su experiencia como chef, Barrientos hizo énfasis en la importancia que ha tenido la cocina ancestral en el desarrollo de sus recetas de comida de vanguardia, además de sus innumerables estudios en neurociencia, que provocan una serie de emociones y sentimientos en los clientes que prueban sus platos en sus restaurantes de Medellín, Bogotá y Miami.

Por Adrián José Jaimes Torrado
ajaimes618@unab.edu.co

Universidad Autónoma de Bucaramanga

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here