Inicio Región Las deudas millonarias que tienen las EPS con Santander amenazan la salud...

Las deudas millonarias que tienen las EPS con Santander amenazan la salud de los usuarios

La Secretaría de Salud departamental ha mencionado en varias ocasiones que las Empresas Prestadoras de Servicio (EPS) le deben a la red pública hospitalaria alrededor de 320.000 millones de pesos, lo que ha ocasionado  colapso en la atención hospitales y clínicas de Santander. 

La situación es crítica en Santander en cuestiones de salud, alrededor de 10 personas mueren a diario  por negligencia  o por falta de medicamentos que no le suministran las EPS. / FOTO PEDRO CABANZO

Enfermeros, médicos y camilleros del Hospital Universitario de Santander (HUS), uno de los más importantes de la región, han entrado en paro y cese de actividades en varias ocasiones  porque  la entidad  no les cancela su sueldo. Esto debido a que las EPS no giran el dinero a las Empresas Sociales del Estado (ESE).

Esto ha generado cancelación de citas, escasez de medicamentos  y por supuesto, afectaciones  en la salud de los  pacientes que van a la unidad de urgencias.

De los 320 mil millones de pesos en deudas que hay en la red pública hospitalaria, 180 mil millones de pesos se le deben al HUS, por ser una entidad que recibe  en una semana aproximadamente entre mil a dos mil personas.

La EPS Caprecom, que ya no está en el departamento, quedó debiendo a este hospital 12 mil millones de pesos. El Gobierno Nacional  se comprometió a asumir el pago de esta deuda, que hasta el momento no se ha realizado.

Solsalud es otra de las EPS que ya está liquidada, pero que le adeuda al HUS un total de 10 mil millones de pesos. A la fecha ninguna autoridad ha respondido por este dinero.

Medimás y Salud Vida son las otras entidades que le deben a los hospitales del departamento.

Un caso similar vive el hospital San Juan de Dios, ubicado en el municipio de Floridablanca, en el que  empleados  desde hace varios meses se quejan que la entidad no les cancela  sus salarios,  y la atención también se ha visto afectada.

A esta entidad, las EPS les adeudan 17 mil  millones de pesos, situación que ha puesto en riesgo  de cierre al hospital. Luis Alejandro Rivero, secretario departamental, indicó que las EPS que más deben a Santander son Comparta, Medimás (antiguo Cafesalud) y  Caprecom.

El funcionario advirtió a las EPS mencionadas anteriormente de sacarlas definitivamente de la región si no cancelan lo que deben y si siguen afectando  a la comunidad.

“Nosotros radicamos  una cuenta y deben girar como mínimo el 50%  y las EPS nunca lo hacen,  sólo giran el 10 o el 15%, no cumplen. Creo que debemos entrar a mirar con Supersalud,  que EPS que no funcione en el departamento,  se tendrá que ir, no vamos a seguir jugando con la salud de los santandereanos», dijo Luis Alejandro Rivero.

En Bucaramanga se presenta un caso  de un menor de 10 años de edad  que sufre de epilepsia refractaria y actualmente el único sistema que le ayuda a controlar las convulsiones es el neuroestimulador que la EPS  Salud vida no le ha suministrado.

Patricia Peña, madre del menor, señaló que ya se le acabó la pila que es usada para el funcionamiento de este equipo y lleva más de dos meses esperando una autorización por la EPS, para que le suministre una nueva,  pues a raíz de la falta de este equipo han aumentado las convulsiones.

“Mi hijo  con tanto medicamento,  se volvió  farmacoresistente, y ya hace dos años los medicamentos  no  le hacen efecto  y entró  en estatus convulsivo, y necesitó que le implantara un neuroestimulador para controlar las convulsiones”, añadió la madre del menor.

Otro caso de negligencia es el de una menor de cinco años que sufre de epilepsia denominada onda continua de sueño lento. Según Juliana Duarte, madre de la menor,  este tipo de epilepsia ocasiona que la niña convulsiones todo el tiempo mientras está durmiendo, lo que impide que tenga un desarrollo psicocognitivo y psicomotor normal.

Dentro de los tratamientos para el mejoramiento de la salud de Oriana se encuentran las terapias de therasuit, un  programa que ayuda a mejorar la función de los músculos facilitando  el aprendizaje de movimientos.

Pese a que sus padres ya cancelaron un ciclo, el costo elevado de las mismas le impide seguir asumiendo el costo. Por ello piden a la EPS Medimás que le cubra estas terapias para Oriana.

La situación es crítica en Santander en cuestiones de salud, alrededor de 10 personas mueren a diario  por negligencia  o por falta de medicamentos que no le suministran las EPS.

Otros sufren y  pelean por que se les apruebe una cirugía para poder seguir luchando  por sus vidas y en el limbo quedan miles de usuarios esperando una cita médica, entre otras situaciones lamentables que el Gobierno Nacional no se ha hecho cargo hasta el momento, tanto en Santander como en todo Colombia.

Por: Pedro Cabanzo Arenas                                                            pcabanzo@unab.edu.co

Universidad Autónoma de Bucaramanga

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here