Debido a la cercanía con El Carrasco, los habitantes alegan que es normal la proliferación de zancudos en la vereda. A esto se suman los malos olores que emanan de las basuras. / FOTOS MAIRA ALEJANDRA OROZCO DÍAZ
img_9565