Inicio Bucaramanga Migración ilegal de Venezuela a Bucaramanga, sin una pronta solución

Migración ilegal de Venezuela a Bucaramanga, sin una pronta solución

La llegada de inmigrantes venezolanos a la ciudad ha sido más frecuente en los últimos ocho meses. El año pasado en Santander y Norte de Santander fueron deportados 487 ciudadanos del vecino país.

Las manillas vendidas por los ciudadanos venezolanos por las calles de la ciudad oscilan entre los mil y tres mil pesos. /FOTO DANIELLA VERGARA

Eudie Enrique Guarín Pamelendez y Martín Esteban Vázquez Montañez son venezolanos que abandonaron su país y llegaron a Colombia en busca de oportunidades. Se encontraron en el parque San Pío hace dos meses y desde ese día ambos se dedican a vender manillas por las calles de la ciudad.

Vázquez Montañez tiene 22 años y vivía en Valencia, estado Carabobo, con sus padres y sus cinco hermanos. Hace dos años empezó a estudiar música en la Universidad Carabobo de Valencia, pero a raíz de la crisis por la que está pasando Venezuela se vio en la obligación de detener sus estudios. Esta situación fue la que lo incitó a migrar a Colombia en busca de nuevas oportunidades. “Fue una decisión muy difícil, mi familia no quería que me viniera, pero estaban conscientes de que allá la situación está difícil, no hay futuro para nadie. No hay ni para comer, por eso decidí venirme, para trabajar y así poder ayudarlos”, expresó el ahora vendedor ambulante.

Migró a Bucaramanga con las esperanzas de encontrar un mejor futuro. Para poder subsistir labora “en lo que salga”, como asegura. “Primero trabajaba en un lavadero de carros, ahí me pagaban dependiendo de cuantos vehículos lavaba, eso sí, de lo que me ganaba era mitad para los dueños de lugar y la otra mitad para mí, pero no pude continuar ahí y ahora estoy vendiendo manillas, esperemos que me salga un trabajo en un restaurante, porque con eso es que pago la habitación en donde vivo y como”.

Martín Vázquez habla con tristeza sobre la situación que está viviendo la tierra que lo vio nacer y cuenta que: “Nicolás Maduro (presidente de Venezuela) no tiene las capacidades para gobernar y se deja manipular por Diosdado Cabello, Aristóbulo Istúriz y Tibisay Lucena”.

El venezolano arribó a Colombia con su pasaporte, pero éste no fue sellado en la frontera por lo que su situación actual es de inmigrante. “Yo llegué a la frontera de Cúcuta en bus y los guardias no me sellaron el pasaporte, ellos creerían que yo llegué a Cúcuta fue a comprar alimentos y no para quedarme”, afirma Vázquez Montañez.

Una situación similar vive Eudie Enrique Guarín Pamelendez, un venezolano que entró por trocha al país, es decir de manera ilegal, porque en Venezuela el Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (Saime) no le permitió sacar el pasaporte.

“Mi proceso de migración fue un poquito complicado porque el Saime no me quiso sacar el pasaporte, ahora en Venezuela no están dejando salir a nadie porque a ellos no les conviene, por eso o no sacan el pasaporte o los retrasan”, asegura el indocumentado.

Guarín Pamelendez proviene de Falcón Coro, estado de Falcón. Hace seis meses y medio se vino para Colombia con su mamá y su hermana buscando oportunidades. “Entramos por la frontera de Cúcuta, mi mamá está en Bogotá trabajando de aseadora en una casa, mi hermana se quedó estudiando en esa ciudad, y yo me vine para Bucaramanga porque en Cúcuta hay muchos venezolanos”, comenta acerca de su situación.

Guarín Pamelendez es profesional en electromedicina de la Universidad Nacional Experimental Francisco de Miranda; se encontraba cursando la carrera de ingeniería biomédica, pero por los altos costos de la profesión decidió dejar a un lado su sueño y migrar para reunir los fondos y poder continuar estudiando.

Este venezolano ha estado en varios lugares del territorio colombiano buscando mejores oportunidades y arriesgándose a ser deportado por no contar con papeles legales. “Llevo seis meses y medio en Colombia, duré dos meses en Cúcuta, dos semanas en Pamplona, en Santa Marta duré un mes, en Barranquilla tres semanas y en Bucaramanga llevo dos meses. He tenido problema a veces por no tener papeles, pero las personas han sido buenas conmigo”, contó.

Asegura que fue un crítico activo al gobierno de Hugo Chávez Frías y de Nicolás Maduro Moros y que marchó en las manifestaciones organizadas por líderes opositores al chavismo como Manuel Rosales Guerrero Mendoza y Leopoldo López, quien actualmente está condenado a 13 años y nueve meses de prisión por haber participado e incitado a manifestaciones que provocaron la muerte de 43 personas y decenas de heridos. “He marchado en varias protestas, aunque eso sea demasiado peligroso, la policía te mata a golpes y en el mejor de los casos te levantan a bolillo o te llevan preso”, aseguró Guarín.

Llegar a Ecuador es la meta de estos dos jóvenes que se conocieron lejos de su tierra natal y juntos aprendieron a sobrevivir vendiendo manillas en las calles de Bucaramanga. Poder volver a su tierra de origen, cuando la crisis política y social haya mejorado, es el deseo de estos inmigrantes.

Lo que dicen las autoridades

De acuerdo con Migración Colombia, no existe una cifra exacta de las personas venezolanas que ingresan al país ilegalmente.  “Para Migración es muy difícil contar con un dato oficial exacto de los inmigrantes ilegales, ya que muchos de ellos entran por trochas”, afirmó Juan Manuel Caicedo, funcionario de la entidad.

No obstante, en los últimos ocho meses ingresaron más de 23 mil ciudadanos venezolanos, según cifras oficiales, de los cuales la mayoría arribaron legalmente, es decir, con permisos de estudio, trabajo, o bajo las diferentes modalidades de visa.

El año pasado fueron deportados 487 venezolanos que se encontraban en los departamentos de Norte de Santander y Santander de manera irregular, según datos suministrados por Migración Colombia. La deportación de estas personas hacia Venezuela se llevó a cabo porque no contaban con la documentación necesaria para trabajar y tener estadía en el país, por lo que la entidad encargada procedió a efectuar la repatriación.

En Santander se han solicitado 50 visas de trabajo por parte de ciudadanos venezolanos, según cifras oficiales, lo que demuestra que la mayoría de venezolanos que trabajan en el departamento lo hacen por contratación ilegal, es por esto que su salario es menor al que correspondiera legalmente. “Muchas personas se aprovechan de nuestra situación como indocumentados y nos pagan muy poco por nuestro trabajo, a muchos de mis compatriotas los explotan laboralmente”, aseguró Vázquez Montañez.

El miércoles 14 de febrero se realizó en la Alcaldía de Bucaramanga una reunión con Gobernación, Consulado de Venezuela, Defensoría, Contraloría, Registraduría, Personería, Procuraduría, Migración Colombia y Secretarías de despacho, con la que se buscaba encontrar una solución para regular y ayudar a los inmigrantes venezolanos, sin embargo, aún no se ha podido crear una ruta de atención para los nacionales del vecino país ya que el Gobierno Nacional no ha aportado una respuesta a la carta enviada por la Alcaldía de Bucaramanga a la Cancillería, Ministerio del Interior, y otros entes encargados de regular este tipo de problemas.

A Colombia han llegado más de dos millones de ciudadanos venezolanos provenientes de las diferentes olas de migración que desde el 2003 han asechado al vecino país como consecuencia del despido de 18.000 personas de la empresa Petróleos de Venezuela (Pdvsa), y la crisis económica y política.

Migración Colombia en su página web puso en marcha una campaña llamada “Abecé”, en donde explican cuáles son los requisitos que debe tener un ciudadano venezolano para ingresar al país. Entre los requerimientos se encuentra poseer pasaporte válido y vigente, presentar reserva de alojamiento o carta de invitación en donde se especifique dirección y teléfonos del contacto, demostrar solvencia económica (119.402 pesos por día), si el ingreso por parte del venezolano es para estudio o trabajo deberá poseer la visa correspondiente la cual se obtiene en la Cancillería de Colombia.

Por Daniella Vergara

[email protected]

Universidad Autónoma de Bucaramanga

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here