Durante la jornada de reflexión y protesta organizada por la Asociación de Empresas Sociales del Estado de Santander (Asehisan), el gerente del Isabu Juan Eduardo Durán denunció la normatividad lesiva contra la salud pública, y la ausencia de una política de fortalecimiento hospitalario, que deja a día de hoy, por ejemplo, dos EPS liquidadas que adeudan más de 7 mil millones de pesos al Isabu.

La situación afecta la estabilidad laboral de los profesionales de la salud, permite nóminas atrasadas, falta de insumos y poca disponibilidad de medicamentos. El plantón tuvo lugar en el parque García Rovira desde las 8 de la mañana.

 

Por: Roxana Silva Quevedo
ksilva415@unab.edu.co

Universidad Autónoma de Bucaramanga

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí