Por Luis Fernando Rueda Vivas* / [email protected]

El rector de la Universidad Autónoma de Bucaramanga (Unab), Juan Camilo Montoya Bozzi, hizo un balance sobre los resultados de la contienda electoral del pasado 27 de octubre, habló sobre las relaciones que academia y administración pública deben estrechar, respondió los interrogantes sobre el momento actual por el que atraviesa el sector de la educación superior en Colombia, destacó los atributos de la Universidad para los aspirantes a ingresar el próximo año y los desafíos para continuar por la senda de la alta calidad.

Montoya Bozzi, en la siguiente entrevista, revela las nuevas estrategias de la Unab que proponen facilitar el acceso de los bachilleres interesados en matricularse en la institución, le habla a los padres de familia que están indecisos sobre qué universidad escoger para sus hijos e insiste en enfocar los esfuerzos hacia el mejoramiento de la experiencia del estudiante por su paso en esta casa de estudios.

Una vez surtidas las elecciones territoriales, especialmente en lo que tiene que ver con nuestro departamento y con los municipios del área metropolitana de Bucaramanga, qué lectura hace sobre sus resultados.

Un hecho claro fue el crecimiento y la consolidación del voto de opinión en Bucaramanga, uno debe entender que hay un desgaste en la manera tradicional de hacer política, esa es una buena noticia para la región. Los partidos políticos resultaron desdibujados entre tantas coaliciones y candidaturas por firmas, que si bien eso está reglado en el ordenamiento jurídico, en el fondo no es bueno. Yo creo que, en medio de todas estas alianzas, deberían emerger unos partidos políticos más consolidados, con una ideología clara y que perduren en el tiempo.

La Universidad Autónoma de Bucaramanga tiene más de 30 programas académicos en seis facultades. Es una de las instituciones de educación superior más diversa en el campo del conocimiento, en la región. / FOTO JHON ALEXANDER ÁLVAREZ

Usted, en un artículo de su puño y letra publicado en este mismo medio, se atrevió a ‘tirar línea’ sobre las cualidades que debería reunir un gobernante más allá de las consabidas promesas electorales y planes de gobierno. ¿Con los resultados del 27 de octubre pasado observó un cambio de mentalidad en el elector en ese sentido?

Más o menos, en medio de la campaña se dicen tantas cosas que terminan en el vacío, los candidatos deberían enfocarse en pocas ideas, que sean muy claras y propias de su estilo, y en las grandes prioridades que le quieren dar a sus mandatos. Pretender que una ciudad, en el caso concreto de Bucaramanga, que ha tenido históricamente unas finanzas públicas débiles, empiece de cero en muchos frentes cada cuatro años es un desperdicio de tiempo y dinero muy grande. Muy importante que se analice en este momento de empalmes la continuidad en diferentes proyectos, con buenas prácticas, transparencia en la contratación y que se conformen equipos competentes.

Las universidades son vistas siempre como ‘lejanas’ a las necesidades por resolver de las ciudades y regiones, ¿de qué manera pueden ser aliadas de esas nuevas administraciones que darán inicio el próximo primero de enero?

Las universidades vienen, cada una con el alcance que le permiten sus recursos, fortaleciendo sus grupos de investigación, en diferentes ámbitos. Que esos grupos estén cada vez más orientados a los desafíos locales de desarrollo, con propuestas innovadoras, es muy importante. Sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que son un propósito de la humanidad y que tocan lo local, los grupos de investigación y las universidades deberían hacer causa común para tener una conversación consistente con los gobiernos locales. El programa Bucaramanga Metropolitana Cómo Vamos, en el que la Unab participa activamente, el cual recoge muy buena información sobre el sentir de la ciudadanía, con cifras concretas de fuentes oficiales, que dicen cómo están las cosas en todos los ámbitos de la gestión pública, de ahí deberían tomar información los nuevos gobernantes.

“Algunos de estos nuevos mandatarios están convocando a funcionarios nuestros para que sean parte de sus equipos de empalme y nos interesa colaborar en los planteamientos de lo que será su nueva gestión”, comenta Montoya Bozzi. / FOTO JHON ALEXANDER ÁLVAREZ

En el caso particular de la Unab, ¿ya conversó con alguno de los mandatarios electos? Si no, aproveche este espacio para ‘tender puentes’ con los nuevos gobernantes.

En esta semana hemos enviado una nota de felicitación al Gobernador electo, a los nuevos alcaldes de los municipios del área metropolitana de Bucaramanga, de Barrancabermeja y San Gil, poniéndonos a disposición con el fin de tener ese tipo de conversaciones para buscar cómo nuestra Universidad puede ser activa y propositiva en los desafíos que ellos van enfrentar en sus gobiernos.

Cambiemos de tema y hablemos ahora de los jóvenes que, en pocos días, saldrán a buscar un cupo en las universidades. Las cifras indican que uno de cada dos lo podrá hacer, lo que hace tremendamente inequitativo el acceso a la educación superior, ¿cómo se preparó la Unab, ahora bajo su tutela, para atraer a estos bachilleres?, ¿qué hace diferente a esta Universidad de las demás?

La Unab quiere decirle a todos estos bachilleres que esta es una institución con Acreditación Institucional de Alta Calidad, que no cambia sus principios fundacionales asociados a la autonomía, la libertad, los valores éticos y a la promoción de la democracia, los cuales seguirán estando vigentes y siendo determinantes en la formación integral de sus estudiantes. También debemos migrar hacia el desarrollo de las habilidades del siglo XXI, hacia la cuarta revolución industrial y allí la Unab ha hecho esfuerzos muy importantes alrededor de la creatividad, la innovación y el emprendimiento. Nosotros tenemos desde hace ya varios años la división de creatividad, que se llama Unab Creative, que viene profundizando programas e iniciativas para pregrado, posgrado y empresas de nuestra región. Queremos ser una universidad de alta calidad pero asequible a la mayor cantidad de personas con unos costos de matrícula que no estén creciendo significativamente, ofreciendo ahora la posibilidad de los pagos mensuales, una innovación importante que estamos implementando de la mano de entidades de financiamiento.

¿Cómo es eso del pago por mensualidades?, ¿son créditos directos o con instituciones financieras?

Son alianzas con instituciones de crédito estudiantil que facilitan el proceso de análisis de crédito, de toma de decisión, buscan darle mayor versatilidad y agilidad a las familias para el pago de las matrículas. Vamos a trabajar con Credyty, un emprendimiento de productos financieros, que actúa como intermediario entre el estudiante y las entidades bancarias o cooperativas. En 120 segundos, accediendo a un botón en la página web, una persona podrá saber si es sujeto de un crédito para su matrícula, que podrá pagar en mensualidades, y en solo 24 horas se legaliza ante la Universidad. En caso contrario, es decir, si el reporte es negativo, la institución se reserva el derecho de contemplar un posible ingreso, privilegiando que este proceso sea ágil, rápido y expedito.

El Gobierno nacional ajustó el programa Ser Pilo Paga y lo convirtió ahora en Generación E. Eso, de alguna manera, bajó significativamente el número de ingresos nuevos a las universidades privadas. De igual forma, el envejecimiento de la población Colombia no es la excepción- ha reducido el número de aspirantes puesto que la población juvenil ha menguado. ¿Cómo se batalla dentro de una IES como la Unab para enfrentar esos desafíos?

Tenemos que trabajar mucho en renovar los contenidos académicos, mejorar la experiencia del estudiante, trabajar muy fuerte en la retención del estudiante dentro de cada programa, en que caiga la tasa de deserción. En la Unab estamos iniciando un esfuerzo muy importante en fortalecer nuestra estrategia para la empleabilidad, nos estamos acompañando de instituciones expertas para robustecer todo lo que hagamos para acompañar a nuestro estudiante. Esta universidad es versátil, que ha apostado por diversas modalidades con programas virtuales, dual, técnicos y tecnológicos que se van conectando con los programas de pregrado. Estamos absolutamente abiertos a recibir estudiantes del programa Generación E pero debemos trabajar en estos cambios de la institución para entender mejor la demanda de los estudiantes hoy en día.

“La UNAB tiene más de 30 programas académicos en seis facultades, convirtiéndonos en una universidad diversa en el campo del conocimiento”. /FOTO JHON ALEXANDER ÁLVAREZ

Si tuviera frente a usted a un padre de familia indeciso sobre cuál universidad escoger para su hijo qué le diría, ¿cuáles serían los principales atributos de la Unab?, ¿por qué inclinarse por esta Universidad y no por otra?

La disposición de la Universidad es ser creativa e innovadora en modalidades, en invertir gradualmente en mejores recursos, en mejor tecnología, en mejores espacios de práctica, queremos avanzar mucho en la internacionalización, que nuestro estudiante pueda desenvolverse en el mundo con facilidad, fortalecer la preparación en inglés, más allá del idioma es una conexión amplia con el mundo.

Indefectiblemente una de las principales razones para tomar ese decisión, sino es la que más, tiene que ver con el costo de las matrículas. La Universidad de los Andes, por ejemplo, dijo que solo subirá en sus matrículas el valor del IPC, en el caso de la Unab, ¿qué facilidades de créditos, becas, apoyos o lo que se le parezca ha implementado para convencer a ese padre indeciso?

Estamos manteniendo un incremento de las matrículas muy cercano al IPC (Índice de Precios al Consumidor), IPC más un punto, en cuanto a becas ya tenemos un conjunto de alianzas y convenios con diversos colegios de nuestra región a los que les ofrecemos unos precios diferenciales, entidades aliadas crediticias para corto plazo y largo plazo, y por supuesto el Icetex está interesado en profundizar las opciones de crédito para el estudiante. Por buen rendimiento académico hay unas opciones que cualquier estudiante nuestro puede consultar en la página web.

Una de las metas de la Unab, de acuerdo con su rector, es “apostar por Bucaramanga como destino universitario de alta calidad lo debemos hacer de la mano con el sector público porque movemos la economía de una manera significativa”, / FOTO JHON ALEXANDER ÁLVAREZ

Volvamos ahora al tema del inicio para hacer una conexión: ¿qué alianzas se pueden establecer con los gobiernos elegidos para que, por medio de becas o incentivos, los jóvenes con menos oportunidades económicas puedan acceder a las universidades privadas?

Ya hay avances en ese sentido, hemos tenido durante varios años programas con la Alcaldía de Bucaramanga, yo creo que las universidades podemos construir con los gobiernos locales programas en donde se ofrezcan cupos con unas becas especiales a estudiantes de buen rendimiento académico, el mensaje original de Ser Pilo Paga es un mensaje que hay que preservar en el sentido de que los colegios promuevan el buen rendimiento de sus bachilleres y eso, independientemente de su condición económica, aseguren su acceso a la educación superior.

¿Cómo se viene trabajando en la región con las demás universidades para atraer estudiantes de afuera?, ¿cuál es la apuesta en ese sentido?

Bucaramanga tiene el rol de ejercer como la capital del nororiente colombiano y ya atrae a muchos estudiantes de la Costa, de Boyacá, de Santander, de los Llanos, tenemos un conjunto de universidades con una buena oferta académica, la ciudad es de un tamaño mediano, agradable, pero nos falta que vean al mundo universitario como un sector de la región que debemos aprovechar más y posicionar a la ciudad como un destino para estudiar.

Por último, ¿cuál va ser el profesional de los próximos cinco o diez años?, lo digo porque se habla de la Revolución 4.0, del Internet de las Cosas (IoC), del ‘machine learning’ y tantas otras características de un mundo mediado por la tecnología, ¿cómo se prepara una universidad para formar a esos profesionales del futuro?

Se habla mucho de los empleos que hoy no existen entonces cobran mucha importancia las competencias transversales para la vida, el pensamiento crítico, mucha creatividad y flexibilidad, desarrollar habilidades tecnológicas, capacidad de trabajo en equipo e interdisciplinario, eso está en los programas de la Unab, la formación por competencias es un eje muy importante reconocido por nuestros evaluadores nacionales e internacionales que nos visitan, vamos por el camino correcto pero la velocidad de los cambios es un desafío enorme.

*Director Oficina de Comunicación Organizacional

Universidad Autónoma de Bucaramanga