Inicio Ciudad Un comunicador santandereano lidera la agremiación de defensores de audiencias

Un comunicador santandereano lidera la agremiación de defensores de audiencias

El bumangués Mario Mantilla Barajas, actual director de la Defensoría del Televidente del Canal TRO, se posesiona como presidente de la OID conformada en pro del derecho humano a la comunicación.

Mario Mantilla en su intervención en el IV Congreso Latinoamericano de Defensorías de Audiencias en Colombia. /FOTO ARCHIVO OID

Mario Mantilla Barajas es un comunicador social egresado de la Universidad Autónoma de Bucaramanga, docente universitario y realizador audiovisual. Él es quien dirige la Defensoría del Televidente del Canal de Televisión Regional del Oriente (TRO) desde el 2009 y ahora es el presidente de la Organización Interamericana de Defensores y Defensoras de las Audiencias (OID).

La OID fue creada en septiembre de 2014 en Buenos Aires, Argentina. Se trata de una organización no gubernamental con perspectiva de derechos humanos. Sus 30 asociados son docentes e investigadores en el área de la comunicación, representantes de organizaciones sociales y defensores de las audiencias que ejercen su labor en América Latina.

Mario Mantilla dice que el objetivo de la organización es “aunar esfuerzos en pro del derecho humano a la comunicación, ejercido de manera libre y responsable”. Para él la defensa de los derechos de las audiencias y la alfabetización audiovisual son retos permanentes de la asociación, así como la revisión de las políticas que en materia de comunicación se implementan en América Latina.

Mario Mantilla firma como parte del equipo fundador de la OID. /FOTO SUMINISTRADA

Una visión global
Cynthia Luján Ottaviano, doctora en comunicación y primer defensora del público de servicios de comunicación audiovisual de Argentina, dice que lo más importante de la OID es que “logra integrar a todas las personas de diferentes partes del mundo bajo una misma idea. Así que la organización sirve en el sentido de tejer redes, pensar investigaciones en conjunto y nutrirnos de la labor de otras personas”.

Para Mantilla existen tres retos principales al ejercer su nuevo cargo en el periodo 2019 a 2020: Uno, dar continuidad a la revisión de las legislaciones latinoamericanas para que incluyan los derechos de las audiencias como base de una comunicación real. Dos, desarrollar procesos de alfabetización audiovisual formal con la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) y tercero, realizar el sexto Congreso Latinoamericano de Defensorías de Audiencias en Bucaramanga Colombia.

La OID interviene principalmente en los medios de radio y televisión. Sin embargo, Mantilla Barajas explica que la evolución de los medios exige estar atentos a la reflexión sobre las plataformas digitales y cómo sería el papel de la organización en ellas. Pues, de por sí, “ya estamos ejerciendo con las inquietudes de las personas que acceden a redes sociales. Cómo controlar las noticias falsas o fake news y acabar con la vulneración del buen nombre sin responsabilidad alguna, son inquietudes de muchos ciudadanos en las cuales debemos trabajar”, afirma el presidente de la OID.

“Las nuevas tecnologías no pueden implicar pérdida de derechos. Mayor desarrollo tecnológico debe significar más acceso a los derechos humanos. Ese es el mayor desafío”. Agrega Ottaviano. Una meta y sueño en común Para Mario Mantilla, el logro más grande que han obtenido ha sido el de tener una perspectiva latinoamericana en el campo, basada en el estudio histórico y contemporáneo de los derechos de las audiencias, en sus propias experiencias locales y en la creación de contenidos académicos y mediáticos sobre estas reflexiones.

Según explica Mantilla Barajas, al tratarse de una organización no gubernamental su trabajo no es el de crear leyes, sino, “poner en primer lugar la educación de las audiencias”. Por lo que la utopía de la OID sería que los ciudadanos latinoamericanos (generadores de contenidos y audiencias) reconozcan cuáles son sus deberes y sus derechos en materia de comunicación social, que participen en la orientación de los contenidos mediáticos y que reclamen sus derechos cuando sientan que son vulnerados.

Mario Mantilla lleva 10 años ejecutando sus labor como defensor del televidente del Canal TRO. El compositor y cantante Álvaro Serrano, quien falleció recientemente, fue uno de sus invitados. / FOTO SUMINISTRADA.

Mantilla interpreta que de esa forma se crearía contenido que trascienda, “es decir, aquel que informa veraz y oportunamente, que entretiene de manera sana, que brinda elementos de análisis sobre lo que trate, que es respetuoso de sus interlocutores, que piensa en valores ciudadanos y en bienestar social”. Para él, el adecuado equilibrio entre estos elementos es la clave para valorar si un contenido vale la pena o no.

Juan Sebastián Rodríguez / [email protected]

Universidad Autónoma de Bucaramanga