Inicio Bucaramanga Una tradición que busca permanecer viva por medio de cuerdas, cantos y...

Una tradición que busca permanecer viva por medio de cuerdas, cantos y celebraciones

Las serenatas son una costumbre, que con el paso de los años se ha ido perdiendo, especialmente en las nuevas generaciones. Andinos Tríos es una agrupación que se mantiene firme en esta época moderna, con clásicos del amor.

El lugar de toque es un salón social amplio y con buena acústica. Hay unas cincuenta personas ubicadas en las mesas organizadas en círculo. Al fondo resalta un gran número 82 en globos dorados, que indican la edad que cumple la homenajeada.

Al final del pasillo del salón se comienzan a escuchar sonidos de instrumentos musicales afinando, ajustes de guitarra y arpa, ruidos leves de maracas y guacharaca. Las últimas pruebas de sonido en micrófono. El grupo que está listo para comenzar es Andinos Trío.

Esta agrupación se formó en 1978, con Emilio García, Marcos Pabón y Horacio Saavedra. Años después Emilio García dejó el grupo y fue reemplazado por Enrique Villabona. Este último se fue a Estados Unidos, por lo que su suplente fue Renaldo Benavides hasta 2012. En ese año, llegó Efraín Ariza, con seudónimo artístico, Omar Ariza, y a partir de ahí emprendieron un camino de melodías juntos.

Este trío se conoció en el Centro Musical de Arpa y Oro, “antiguamente eran dos centros musicales, uno conocido como El Bambuco y el otro como Arpa y Oro. Acá hablábamos los unos con los otros y solíamos hacer reuniones conformadas entre 10 a 15 tríos”, afirma Ariza.

Saavedra es el encargado de percusión, toca los instrumentos como las maracas, la guacharaca y es la voz líder; Villabona se encarga de la guitarra marcante y es la segunda voz; y Ariza se desempeña en varios instrumentos, interpreta la guitarra puntera, el arpa, el requinto veleño, el cuatro llanero y es la tercera voz.

¡Asómate a la ventana!

Una creencia arraigada es dedicarle una serenata a un ser querido en alguna de las fechas especiales. Actualmente las serenatas no son tan apetecidas por los jóvenes. “Ya lo que es bolero, música colombiana, así como de cuerdas, se ha perdido un poco”, expresa Saavedra.

“Lo que somos nosotros, como trío musical, contamos con público que está en la tercera edad, porque son los que nos solicitan y siguen escuchando el repertorio que brindamos”, comenta Ariza, mirando la lista de canciones que tienen para la velada.

Dentro del repertorio que ofrecen, se encuentran grupos e intérpretes como Los Panchos, Los Sastres, Jorge Villamil, Garzón y Collazos, con temas como “Espumas”, “Rayito de luna”, “Sin un amor”, “Pueblito Viejo”, “Yo también tuve 20 años”, entre otros. “Nos gusta buscar canciones que tengan mucho mensaje, por lo que cuando estamos en una reunión y vemos que hay un familiar que llegó del exterior, les cantamos una canción que se adecue a la situación, como “De regreso a mi tierra” o “Colombia es amor”, manifiesta Ariza, y añade que lo esencial en esta ocupación es saber lo que la persona agasajada quiere, y cuál es su gusto musical.

Los artistas afirman que actualmente es más fácil para ellos permanecer en este oficio, porque no hay tanto “trajín” como antes, y a su edad les sería más difícil llevar la rutina de “los viejos tiempos”. “Nosotros contamos con una página web (www. andinostrio.com) en donde las personas pueden ver vídeos en los que salimos cantando y tocando, esta les proporciona nuestro número de contacto y les da una guía de nuestro trabajo”, dice Saavedra. Recuerda que cuando inició con las serenatas, para ser contratados, les tocaba citar al cliente en el lugar de toque, ensayarle una o dos canciones para que escogiera, y si no les salía trabajo, debían trasnochar esperando de lunes a viernes desde las 8 de la noche hasta las 2 de la madrugada.

Más que una profesión, una forma de vivir

De izquierda a derecha Horacio Saavedra, Enrique Villabona y Efraín Ariza, con seudónimo artístico, Omar Ariza conforman Andinos Tríos. Un grupo musical que se ha caracterizado por mantener viva la música tradicional, como los boleros, a través de sus instrumentos. / FOTO SUMINISTRADA PÁGINA WEB ANDINOS TRÍO

Saavedra, Villabona y Ariza, integrantes de Andinos Trío se dedican plenamente al grupo y viven de la música. “Nosotros somos de los pocos grupos que aun cuentan con repertorio para personas de tercera edad, por lo que nos tienen más presentes al momento de celebrar alguna fecha”, expresa Saavedra. Para ellos, vivir de este arte es algo que da, desde que se haga de buena forma y porque de verdad sienten pasión por ella. “Al ser músico profesional, se abren las puertas a nuevos proyectos, como ser director de orquesta o formar un grupo grande”, señala Saavedra.

Se consideran una agrupación versátil y disciplinada. Cada fin de semana dan entre una y cuatro serenatas, hay ocasiones que han dado diez. “En esta época, y por nuestro desempeño, solemos ganar entre dos millones y tres millones de pesos al mes cada uno. De eso también dependen los meses donde hay más producción, como agosto, septiembre, noviembre y diciembre”, cuenta Omar Ariza, quien añade que a ellos nunca se les verá borrachos ni con “vicios raros” en sus serenatas. Las ganancias se reparten en partes iguales, descontando la logística.

Los integrantes de Andinos Trío comentan que las personas quedan contentas con el trabajo que realizan, porque son variables en sus instrumentos (arpa, requinto veleño, maracas, guitarra), y “somos ‘todo terreno’. Si una señora nos dice que quiere escuchar una canción de Ricardo Arjona y no nos sabemos la letra, la buscamos y logramos sacar adelante como sea”, opina Ariza.

Proyectos a futuro y referentes que los guían en este camino

En Floridablanca se celebrará este año el XXI Festival de Música Campesina. Sesenta grupos tienen cabida en las eliminatorias, pero estos deben ser músicos locales. “El festival se realiza un domingo, desde las 8 de la mañana hasta las 10 de la noche”, expone Ariza, mientras alista su instrumento.

Para el festival utilizarán el nombre de Son Sureño. “El año pasado, nosotros ganamos en la categoría guasca; y varias canciones inéditas de Efraín ‘Omar’ Ariza (registrado en Sayco con sus composiciones) han participado y ganado”, comenta Saavedra. La meta de este año es volver a ganar. También han participado en eventos en Puente Nacional, Barbosa, Vélez y Rionegro. “Nuestros referentes en este camino de la música como trío han sido Los Ases (más conocidos como los tres reyes), Los Panchos, La rosa y el famoso I’ll Divo”, sostiene Saavedra, con el deseo de ser como estos grupos.

Llega la hora de amenizar el cumpleaños. Los músicos se disponen a tocar, toman sus instrumentos, preparan el sonido, y con los primeros acordes, y el aplauso de los invitados, dan a conocer las melodías que harán apertura al festejo que los asistentes de seguro no olvidarán. La primera canción que suena es “Los versos a mi madre”, de Julio Jaramillo. Los músicos comienzan la serenata: “Mi madre es un poema de blanca cabellera…”.

Por Lucía García Sánchez

[email protected]

Universidad Autónoma de Bucaramanga