Y ellas alzaron la voz

Este día, que ha evolucionado desde sus orígenes como una protesta por mejores condiciones laborales en el siglo XIX, aún es relevante, ha marcado tanto los avances logrados como los desafíos en materia de equidad y empoderamiento femenino. 

Por Selene Valencia / tvalencia722@unab.edu.co y Emmanuel D. Sánchez / esanchez381@unab.edu.co

El 8 de marzo se conmemora a nivel mundial el Día Internacional de la Mujer, una fecha cargada de significado y reivindicación en la lucha por la igualdad de género y los derechos de las mujeres. Y claro, las principales ciudades de Colombia se unieron al llamado de diferentes organizaciones en pro de la mujer, como Coordinadora 8M y Comando Humanitario de Bucaramanga, desde donde hicieron el llamado en la Ciudad Bonita. Esta cita tuvo lugar en el Parque San Pío a las 2:00 p.m.  

La reportera gráfica de Periódico 15, Selene Valencia, capturó lo que sería uno de los eventos que más inquietó a la comunidad de Cabecera y la Alcaldía de Bucaramanga. Tweets y reels publicados en redes sociales mostraron el descontento de uno de los sectores más privilegiados de la Ciudad Bonita. La  ‘La Gorda Botero’ fue marcada con mensajes alusivos a las luchas del movimiento feminista, hecho fuertemente señalado por el alcalde, Jaime Andrés Beltrán.

Foto tomada por: Selene Valencia

Si algo identifica las marchas del 8 de Marzo en Bucaramanga es que siempre están llenas de color, con mujeres de todas las edades, quienes se reunen para exigir una verdadera igualdad de género. El lente de ‘15’ capturó, quizá, el momento más tierno de esta marcha. Dos pequeñas con ropa y pañoletas alusivas al movimiento feminista jugando.

Foto tomada por: Selene Valencia

Al atardecer, sobre la carrera 33 con calle 51, las manifestaciones artísticas sellaron el 8M. Yayoi Kusama ejemplifica muy bien esto. «Quería comenzar una revolución, usar el arte para construir el tipo de sociedad que yo misma imaginaba». Entre murales y carteles de denuncia busca este objetivo, construir una sociedad como ellas la imaginan.

Foto tomada por: Selene Valencia
Foto tomada por: Selene Valencia

La carrera 36 que separa los centros comerciales Cuarta Etapa y Quinta Etapa se ‘paralizó’. Las paredes de ambas edificaciones se llenaron de mensajes como: “no sea indiferente”, “mamá, creele a tu hija” y “palestina libre”. Graffitis realizados por un sector más revolucionario del movimiento feminista.

Foto tomada por: Selene Valencia

Pasadas las cuatro de la tarde, la ruta continuó por la carrera 36, preparándose para bajar por la calle 45, la aglomeración hizo notar entre cantos y carteles su inconformidad con la situación actual de la mujer en Colombia. El ojo de nuestra también captó un pequeño cartel con el mensaje “¡Parcero! Vaya a terapia”.

Foto tomada por: Selene Valencia
Foto tomada por: Selene Valencia

Luego, la marcha llenó de verdes y morados una de las vías principales de Bucaramanga, la carrera 33. Cerca, el Centro Empresarial Torre Vitro también se pintó de manos púrpuras y carteles alusivos al 8M.

Foto tomada por: Selene Valencia
Foto tomada por: Selene Valencia

Uno de los puntos en pausa de la marcha fue en la carrera 33 con calle 36, allí  nuestra reportera, Selene Valencia, se encontró con Olga Materón, presidenta de la Fundación Avanzando Santander y parte de Ciudad Berraca y la Coordinadora 8M, que nos habló sobre su percepción del 8M. “Muchas mujeres asistieron, jóvenes y adultas mayores, una movilización muy nutrida. Yo quedé gratamente sorprendida, desde la Coordinadora 8M nos esforzamos mucho para realizar las actividades en el marco de la fecha, estas acciones nos ayudaron a publicitar y a alentar a las compañeras a que salieran a la movilización. Era  impresionante ver todos esos mensajes, los carteles con exigencias, frases poderosas, con dibujos cargados de emociones. Muchas arengas de principio a fin y, por supuesto, una activa participación de organizaciones sociales de mujeres.

Foto tomada por: Selene Valencia
Foto tomada por: Selene Valencia

La carrera 27 con 36 se llenó de manifestantes que venían desde el Parque San Pío. Entre banderas de Palestina y los colores característicos del movimiento feminista, morado y verde, se escuchó la voz de Carmen Celina Suárez quien desde hace años hace parte de estos colectivos. Ella es parte de una de las más de 15 organizaciones de la Coordinadora 8M, que inició actividades en 2017.

Foto tomada por: Selene Valencia
Foto tomada por: Selene Valencia
Foto tomada por: Selene Valencia
Universidad Autónoma de Bucaramanga